03 septiembre 2015

John Gray: El Friedrich Hayek que yo conocí, sus aciertos y errores por John Gray (New Statesman)

John Gray: The Friedrich Hayek I knew, and what he got right - and wrong 
por John Gray (New Statesman
John Gray: El Friedrich Hayek que yo conocí, sus aciertos y errores
El rasgo intelectual más llamativo de Hayek fue uno poco común en la vida académica -la independencia de pensamiento, lo que le permitió nadar en contra de algunas de las más poderosas corrientes de la época.
«En la década de 1980, cuando la F. A. Hayek fue uno de los iconos intelectuales de la Nueva Derecha, algunos de los miembros más doctrinarios de ese movimiento complicado y displicente solían decir que para él un gobierno mínimo era uno que proporcionara tres cosas: defensa nacional, ley y orden, y una ópera estatal. Era una observación hecha sólo parcialmente en broma. El economista y filósofo nacido en Austria, puede haber sido el pensador que, más que nadie, articuló la ideología de libre mercado que llegó al poder, junto con Margaret Thatcher; pero su visión de la política no se formó en Gran Bretaña, su país de adopción, sino en el imperio de los Habsburgo, donde la Ópera Estatal de Viena era un departamento del gobierno cuya existencia a nadie se le ocurriría cuestionar.

Nacido en esa ciudad en 1899, Hayek provenía de una familia clase media alta -su padre era un médico apasionado por la botánica que siempre quiso ser profesor, mientras que su madre provenía de una adinerada familia terrateniente. Los Hayek disfrutaron de la prosperidad de las últimas décadas que lo que el autor austriaco Stefan Zweig describe como "la edad de la seguridad": el largo período de estabilidad proporcionado por el reinado de sesenta y ocho años de su penúltimo emperador, Francisco José. Hayek fue testigo del colapso de un régimen imperial que durante generaciones habían sido más civilizado y liberal que la mayoría de los estados-nación que lo reemplazaron en la Europa de entreguerras. Fue este reino de los Habsburgo, tal como él lo experimentó en sus últimos años, lo que formó el pensamiento de Hayek sobre la libertad y el gobierno.»

Seguir leyendo en inglés