09 julio 2015

Mario Draghi, ¿qué hará usted esta noche? por Marlies Uken (Die Zeit)

Mario Draghi, was machen Sie heute Nacht? 
por Marlies Uken (Die Zeit
Mario Draghi, ¿qué hará usted esta noche?
No importa lo que pase hoy, Grecia no podrá pagar su deuda con el FMI. El futuro del país se decidirá en Frankfurt.
«Se trata de algo sin precedentes. Grecia no pagará este martes su plazo pendiente del préstamo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Así lo ha declarado en la noche del lunes en la televisión griega el primer ministro griego Alexis Tsipras, su ministro de Finanzas Yanis Varoufakis lo confirmó el martes. Incluso el ministro de Finanzas, Wolfgang Schaeuble, lo sabe ya.
Esta vez no es Zimbabwe u otro país en desarrollo. Por primera vez una nación industrial suspende pagos al FMI. Y Grecia es, con mucho, el mayor deudor del FMI, ningún otro país ha pedido tantos créditos como Grecia. Es un círculo vicioso: Atenas recibe dinero del FMI. Pero éste se utiliza en gran medida, a su vez, en pagar otros créditos anteriores. Sólo a finales de este año debe pagar Atenas un total de 5,5 millones de euros al FMI -entre ellos los famosos 1,6 mil millones de euros de esta noche.
¿Qué sucede si Atenas no transfiere el dinero? Esto desencadenará una cascada de acontecimientos a ambos lados del Atlántico.

Washington El plazo para el pago al FMI termina la noche del martes, a las 18 horas de Washington. En el caso de que el dinero no se reciba para entonces, hay un plan detallado. El período de gracia al que se hace referencia de cuatro semanas, no se encuentra en el mismo. La Jefa del FMI, Christine Lagarde, informará a su Consejo ejecutivo de que el pago no se ha recibido. El comité determinará oficialmente que el país está en mora, es decir, atrasado en los pagos.
El lunes pasado la Jefa del FMI, Christine Lagarde, subrayó de nuevo en una entrevista a la CNBC que informaría a su Junta Ejecutiva "muy rápidamente". A partir de ese momento Grecia no recibirá más ayuda financiera. Los 19 mil millones de euros del programa actual vigente hasta el año 2016 se congelarán. Y así comienza un proceso laborioso y difícil de negociaciones sobre los pagos, reestructuración de la deuda y reformas como contrapartida. Si el país se declara como no cooperativo, Grecia en última instancia, puede ser excluida del FMI.
Luxemburgo: Pueden sonar como detalles técnicos, pero todo esto tiene un impacto directo sobre el apoyo financiero que Europa concedió a Grecia. Porque si el FMI se pone en marcha, a continuación, también el fondo de rescate europeo FEEF/MEEF tiene que constatar la suspesión de pagos. Actualmente es el mayor acreedor de Grecia -aproximadamente 131 mil millones de euros le debe Atenas al fondo de rescate en Luxemburgo. A raíz de sus estatutos, el Fondo tiene varias líneas de acción: o pide a Grecia la devolución inmediata de los fondos. O elige los canales diplomáticos y remite una carta, para protegerse legalmente de perder sus derechos financieros, pero concediendo unha nueva demora. 
Frankfurt: Después de que el FMI y el FEEF/MEEF hayan tenido constancia de la suspensión de pagos, tendrá que actuar el Banco Central Europeo (BCE). El BCE es actualmente el único salvavidas que le queda a Grecia. Otorga al sector bancario griego, los llamados rescates ELA (Asistencia de liquidez de emergencia), actualmente de una magnitud de alrededor de 90 mil millones de euros. Sin ELA los bancos griegos ya serían insolventes. El presidente del BCE, Mario Draghi, debe decidir cómo hacer frente a la difícil situación. El domingo, la asistencia del BCE fue ya limitada. Como resultado, Grecia tuvo que introducir controles de capital. Un máximo de 60 euros puede ser retirado por día.
Draghi tiene, para decirlo simplemente, dos opciones. Podría seguir concediendo asistencia ELA. En realidad, no debería, pues se podría acusar al BCE de financiar a un gobierno. Algo que prohiben explícitamente sus estatutos. Pero ¿qué probabilidades hay de que el BCE sólo unos pocos días antes del referéndum en Grecia tire del enchufe? El daño político y económico sería enorme. 
Si a pesar de todo el BCE reduce la asistencia ELA o exige que los bancos griegos tengan que depositar aún más garantías, irían rápidamente a la quiebra. Los cuatro mayores bancos (el Banco Nacional de Grecia, el Piraeusbank, Euro Banco y Alpha Bank) valen en la jerga financiera como sistémicamente importantes y están bajo la supervisión de los nuevos supervisores bancarios europeos. Ya hay rumores, según los cuales una institución no puede soportar la salida de capitales.
Y ése es precisamente el punto en el que una posible moneda paralela entra en juego. El banco central griego podría entonces emitir obligaciones o nueva moneda. El nuevo dracma tendría tal vez incluso la mitad de valor que un euro. La moneda débil podría mejorar significativamente la competitividad de la economía griega. Si esto sería válido a corto plazo si la economía griega entra en recesión y el país en una profunda crisis polítia, es algo que apenar se puede estimar.
Pero ¿sucederá así en realidad? El Director del BCE Benoît Cœuré ha dicho de hecho, en una entrevista con el diario francés Les Echos que el Grexit (la salida de Grecia del euro) ya no es un caso teórico. Pero también añadió: Si los griegos votan el domingo sí, "No tengo ninguna duda de que las autoridades de la zona del euro encontrarán de una forma u otra los recursos para mantener sus compromisos".