25 junio 2015

¿Cómo pudo la NSA intervenir las conversaciones al más alto nivel del estado? por Martin Untersinger y Damien Leloup (Le Monde)

Comment la NSA a-t-elle pu surveiller des conversations au plus haut niveau de l'Etat ?
por Martin Untersinger y Damien Leloup (Le Monde)
¿Cómo pudo la NSA intervenir las conversaciones al más alto nivel del estado?
El número de teléfono del presidente figura en una lista de "selectores", uno de los documentos que publica Wikileaks.
«¿Cómo ha hecho la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) estadounidense para tener acceso a las conversaciones en la cumbre más alta del estado? Paradójicamente, los documentos publicados por WikiLeaks, Mediapart y Liberation el martes 23 de junio aportan poca información sobre el particular. Una cosa es cierta: el número de teléfono del presidente está en una lista de "selectores", uno de los documentos que publica Wikileaks. En la jerga de las agencias de inteligencia, este término se refiere a los términos clave (número de teléfono, pero también puede ser direcciones de correo electrónico, por ejemplo) que interesan a los servicios de inteligencia.

Liberation fecha esta lista en 2010: sería entonces cuando el teléfono de Nicolas Sarkozy, así como los de algunos de sus asesores más cercanos, habrían sido puestos bajo vigilancia. Pero la exactitud de los registros de las discusiones efectuados por la NSA, que incluyen a Jacques Chirac, Francois Hollande, sugieren que si bien la NSA no puso directamente a los presidentes bajo vigilancia, tuvo un acceso de primera mano a sus comunicaciones.
La discrecionalidad de los documentos se puede explicar por la manera en que estas informaciones han sido recopiladas: a diferencia de los documentos de Snowden, que incluían principalmente documentos técnicos describiendo las capacidades de la agencia, los documentos producidos en esta ocasión son registros analíticos, productos ellos mismos de un trabajo de escucha.
La pista de la embajada
Múltiples documentos proporcionados por Edward Snowden mostraron que las embajadas de Estados Unidos están a menudo equipadas con equipos de audio. El "Special Collection Service" (Servicio de Recolecciones Especiales), una unidad integrada por miembros de la NSA y la CIA, fue señalada como uno de los responsables de las escuchas al teléfono móvil de Angela Merkel. Según el Spiegel, es desde el tejado de la embajada de Estados Unidos en Berlín desde dónde opera el SCS en Alemania. Otro artículo, también publicado por el Spiegel, reveló que el SCS está presente en muchas capitales europeas, como Francia. 
En general, éste esconde sus dispositivos de escucha en una falsa construcción fabricada de un material especial que deja pasar las ondas, a veces camuflado en trampantojo. Un blog especializado, sobre la base de fotografías de satéliteseñalaba hace poco los trabajos realizados sobre el tejado de la embajada de Estados Unidos en París. Esta última se encuentra en el medio de todos los lugares de poder en Francia: a menos de un kilómetro están, no sólo el Elíseo y varios ministerios (interior, justicia, defensa, relaciones exteriores), sino también la Asamblea Nacional. 
Vista aérea del tejado de la embajada
estadounidense en París

La mayoría de los nombres que aparecen en la lista publicada por WikiLeaks están ligados a una secuencia de números y letras "S2C32". Este término se refiere al departamento de la agencia responsable de vigilar a los países europeos. Es la misma sección que había puesto bajo vigilancia a  Angela Merkel; se puede, por tanto, suponer que el procedimiento en la embajada es el mismo.
Teléfonos ultra seguros... y poco utilizados
Los teléfonos de los Presidentes de la República, altamente estratégicosestán sujetos a precauciones especiales. Desde 2006, la Secretaría General de la Defensa Nacional (SGDN) había mostrado su preocupación por el despliegue de teléfonos BlackBerry en las oficinas ministeriales y el Elíseo. Inaceptable para el SGDN: si bien estos teléfonos ofrecen comunicaciones cifradas, el contenido está alojado en los servidores de RIM, una empresa canadiense, y es fácilmente accesible para las agencias estadounidense y canadienses que trabajan mano con mano. 
A pesar de las repetidas advertencias, y la transmisión de una nota de la SGDN a mediados de 2007, los smartphones de RIM siguen siendo ampliamente utilizados en las altas administraciones, ministerios y en el Elíseo. Sobre todo porque los teléfonos seguros recomendados por el SGDN son mucho menos prácticos: compleja agenda de direcciones, instrucciones de funcionamiento draconianas, interfaces sumarias... 
Al más alto nivel del Estado, los servicios de seguridad luchan por imponer terminales cifrados y seguros. A partir de 2007, Nicolas Sarkozy tuvo que renunciar a su BlackBerry -del cual no se separaba jamás cuando era ministro del Interior- para utilizar un sistema mucho más complejo. Pero todos sus asesores más cercanos siguieron utilizando smartphones comerciales, RIM y Apple, como muchos de sus ministros del gabinete. Y el propio Nicolas Sarkozy ha seguido utilizando para realizar llamadas "personales" otros teléfonos. 
En enero de 2010, cambio de escala: Nicolas Sarkozy pasa a Teorem, un teléfono ultra seguro fabricado por Thales. El estado ha encargado 14.000 unidades de este teléfono muy ergonómico, pero muy seguro, reputado inviolable, la mitad para el ejército. Y, sin embargo: los documentos publicados por WikiLeaks registran una conversación fechada en junio de 2011 entre el Presidente de la República y Alain Juppé, Ministro de Asuntos Exteriores.
¿La NSA ha conseguido "romper" el cifrado de Teorem? Es una posibilidad, pero esta conversación también podría ser controlada por otros medios -por ejemplo, si se llevó a cabo en otra línea. Para que una conversación o un SMS sea cifrada, es necesario que todos los participantes utilicen el mismo protocolo de cifrado. Las líneas fijas de los ministerios y algunas empresas consideradas como estratégicas estaban conectadas en ese momento por una red telefónica específica, también considerada segura. 
La adicción a los SMS de François Hollande es bien conocida, como lo es el número de su teléfono móvil para muchos interlocutores, tanto periodistas como políticos. Cuando se conocieron las escuchas a Angela Merkel, numerosas fuentes habían asegurado que el presidente francés no estaba preocupado por posibles escuchas. "Para todas las comunicaciones sensibles, el Presidente comunica naturalmente con un teléfono totalmente seguro", aseguró el Elíseo a Rue89 a finales de 2013. "Se han tomado todas las medidas necesarias para reforzar la seguridad de las comunicaciones del Estado, comenzando con las del Presidente de la República ", explicaba en las columnas de Le Monde un próximo al jefe de Estado.»