30 marzo 2015

Quizás las sanciones de Obama a Venezuela no son realmente por su "profunda preocupación" por la represión de los derechos políticos por Glenn Greenwald (The Intercept)

Maybe Obama’s Sanctions on Venezuela are Not Really About His “Deep Concern” Over Suppression of Political Rights 
por Glenn Greenwald (The Intercept
Quizás las sanciones de Obama a Venezuela no son realmente por su "profunda preocupación" por la represión de los derechos políticos
Las mismas personas que demandan acciones de Estados Unidos contra el gobierno elegido democráticamente de Caracas son los que más agresivamente se burlan de los líderes venezolanos cuando señalan que los EE.UU. están trabajando para socavar su gobierno.
«La Casa Blanca anunció el lunes la imposición de nuevas sanciones a varios funcionarios venezolanos, manifestando "su profunda preocupación por los esfuerzos del gobierno venezolano de intensificar la intimidación de sus opositores políticos": profundamente preocupados. El presidente Obama declaró también, según las informaciones con una cara seria, oficialmente que Venezuela plantea "una amenaza extraordinaria a la seguridad nacional" de los EE.UU. - una declaración necesaria para justificar legalmente las sanciones.

Hoy en día, uno de los aliados más cercanos de la administración Obama en el planeta, Arabia Saudita, condenó a uno de los pocos activistas de derechos humanos independientes de ese país, Mohammed al-bajad, a 10 años de prisión por cargos de "terrorismo". Eso es completamente consistente con la represión sistemática y extrema de ese régimen, que incluye decapitaciones estatales horripilantes a un ritmo récord, flagelaciones y largas penas de prisión para los bloggers anti-régimen, las ejecuciones de las personas con visiones religiosas minoritarias, y la explotación de las leyes terroristas para encarcelar incluso los críticos más leves con el régimen.
Absolutamente nadie impide al "profundamente preocupado" presidente Obama de imponer sanciones a los saudíes -ni a ninguno de los otros fieles aliados de los Estados Unidos desde Egipto a los Emiratos Árabes Unidos, cuya represión es mucho peor que la de Venezuela. Tal vez los que realmente creen las proclamas de EE.UU. acerca de la imposición de sanciones a Venezuela con respecto a la supresión de la oposición política, podrían pasar algún tiempo pensando en lo que representa esa disparidad.»

Seguir leyendo en inglés