26 marzo 2015

Las agencias de seguridad de EE.UU. e Inglaterra robaron claves de encriptación para espiar millones de teléfonos celulares por Amy Goodman (Democracy Now!)

NSA and British GCHQ Hacked SIM Card Maker to Steal Encryption Keys to Spy on Billions of Cellphones 
por Amy Goodman (Democracy Now!)
Las agencias de seguridad de EE.UU. e Inglaterra robaron claves de encriptación para espiar millones de teléfonos celulares 
Una nueva investigación del sitio de noticias The Intercept revela que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de EE.UU. y su par británico, Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ), hackearon la red informática del mayor fabricante de tarjetas SIM del mundo, y robaron las claves de encriptación que se usan para proteger la privacidad de las comunicaciones por teléfonos celulares en todo el planeta. La operación secreta tuvo como objetivo la compañía holandesa Gemalto, entre cuyos clientes se encuentran AT&T, T-Mobile, Verizon, Sprint y cerca de 450 proveedores de servicio de red inalámbrica en todo el mundo. Gemalto produce dos mil millones de tarjetas SIM al año. Según The Intercept, las claves de encriptación robadas les dan a las agencias de inteligencia la capacidad de monitorear las comunicaciones móviles sin pedir ni recibir aprobación a las empresas de telecomunicaciones ni gobiernos extranjeros. De acuerdo a The Intercept, los agentes de la NSA y GCHQ formaron el Equipo de explotación de teléfonos móviles en 2010 con el objeto específico de mellar la vulnerabilidad de los teléfonos celulares. El informe de The Intercept fue escrito por Jeremy Scahill y Josh Begley. Se basa sobre documentos filtrados por el denunciante de la NSA Edward Snowden. Hablamos con Chris Soghoian, técnico principal de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles y profesor visitante en el Proyecto Sociedad de la Información de la Facultad de Derecho de Yale.