05 octubre 2014

James Risen llama a Obama "el mayor enemigo de la libertad de prensa en una generación" por Joanna Walters (The Guardian)

James Risen calls Obama 'greatest enemy of press freedom in a generation' 
por Joanna Walters (The Guardian
James Risen llama a Obama "el mayor enemigo de la libertad de prensa en una generación"
«El periodista del New York Times James Risen, que se enfrenta a la cárcel por negarse a revelar una fuente y testificar en contra de un ex agente de la CIA acusado de filtrar secretos, ha llamado al presidente Barack Obama "el mayor enemigo de la libertad de prensa en una generación".
En declaraciones a su colega Maureen Dowd, Risen acusó al presidente de llevar a cabo una agresiva persecución contra los periodistas, incluido él mismo, que informan de temas delicados que dan una imagen negativa del gobierno de Estados Unidos.

Risen se enfrenta a la cárcel por su denuncia de una operación de inteligencia fallida que terminó provocando que secretos nucleares cayeran en las manos de Irán. El Departamento de Justicia ha estado durante mucho tiempo tratando de obligarlo a declarar y dar el nombre de la fuente confidencial que figura en su libro de 2006 State of War (Estado de Guerra). 
Risen recientemente fracasó en un intento de que el Tribunal Supremo anulara una orden obligándolo a testificar, y reconoce que ha agotado todas sus opciones legales en contra de la persecución a la que lo ha sometido el Departamento de Justicia bajo la controvertida Ley de Espionaje. Ante el posible encarcelamiento que podría llegar tan pronto como este otoño, no le está quedando más remedio que apelar a la rebeldía periodística. 
Risen sería el primer periodista que ir a prisión por no revelar las fuentes desde el año 2005, cuando la ex periodista del New York Times Judith Miller fue encarcelada por desacato al tribunal, tras negarse a declarar sobre una fuente ante un gran jurado federal.
"Durante mucho tiempo he estado nervioso, pero han estado tras de mí los últimos seis años por lo que ahora trato de ignorarlo", dijo Risen a Dowd.
La persecución de Risen comenzó bajo la administración del presidente George W. Bush. El Departamento de Justicia intentó procesarlo bajo la Ley de Espionaje por su primicia sobre las escuchas telefónicas ilegales a ciudadanos estadounidenses después de los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001, primicia que le valió el premio Pulitzer de 2006. También lo persiguieron por las revelaciones en State of War.
La administración Bush arrestó a Jeffrey Sterling, a quien Dowd se refiere como un "desilusionado" el ex agente de la CIA, y lo acusó de ser la fuente de la filtración de Risen sobre Irán. La administración de Obama continúa tratando de forzar a Risen a testificar contra Sterlin y obligarlo a dar su nombre como su fuente principal.
Risen está furioso por las declaraciones de personas como Obama y el fiscal general, Eric Holder, sobre el apoyo a la libertad de prensa -incluyendo la condena de la policía de Ferguson, Missouri,
Obama y Holder afirmaron que los periodistas no deberían ser detenidos o acosados ​​por hacer su trabajo y que cubrían "una historia que tenia que ser contada". En mayo, Holder dijo del caso Sterling que: "Ningún reportero que está haciendo su trabajo va a ir a la cárcel." Risen, sin embargo, podría estar tras las rejas en cuestión de semanas. 
Dowd preguntó a Risen cómo la administración Obama podría utilizar la Ley de Espionaje para encarcelar a periodistas y denunciantes, mientras que no actúa ante el uso manifiesto de la tortura por la CIA contra sospechosos de terrorismo y la misma agencia espía al Senado de Estados Unidos. 
"Es hipócrita," dijo Risen. "Mucha gente todavía piensa que esto es una especie de juego o señal o giro. No quieren creer que Obama quiere acabar con la prensa y los denunciantes. Pero lo hace. Él es el mayor enemigo de la libertad de prensa en una generación".
La semana pasada, grupos que luchan por la libertad de prensa entregaron una petición con más de 100.000 firmas al Departamento de Justicia, instándole a abandonar el caso contra Risen. 
"Es surrealista estar atrapado en una noticia en lugar de escribir acerca de una", dijo a Dowd.»