08 octubre 2014

El combatiente británico del IS: Detrás de la máscara del asesino por Der Spiegel

Britische IS-Kämpfer: Hinter der Maske der Mörder 
por Der Spiegel 
El combatiente británico del IS: Detrás de la máscara del asesino 
El asesino del periodista estadounidense James Foley hablaba con acento británico, ahora está en marcha la caza del hombre enmascarado. Se cree que es uno de los tres combatientes británicos del IS encargado de vigilar a los rehenes extranjeros. Son conocidos como "los Beatles".
«Los servicios de inteligencia británicos buscan febrilmente al asesino del periodista estadounidense James Foley. En el vídeo de la decapitación dado a conocer el miércoles 20 de agosto por el grupo terrorista, se presenta simplemente como "John". Los lingüistas lo han identificado analizando su acento como un británico de Londres o del sureste de Inglaterra.

John sería uno de los tres islamistas británicos que custodian a los rehenes extranjeros de la banda terrorista en la ciudad siria de Raqqa. Debido a su acento son llamados por sus rehenes "los Beatles", según informan medios británicos.
Poco se sabe por ahora de John. Las autoridades creen que es zurdo porque en el vídeo sostiene el cuchillo con la mano izquierda. Según el Guardian fue el jefe de los negociadores de los terroristas en la liberación de 11 rehenes en marzo. Entonces fue liberado a cambio de un rescate, entre otros, el periodista del diario El Mundo Javier Espinosa.
Inteligente, culto e islamista
Un ex rehén dijo al Guardian que John es inteligente, culto y partidario acérrimo del Islam radical. De acuerdo con el experto en terrorismo Shiraz Maher del King's College de Londres su aparición en el vídeo muestra que el combatiente británico no es ya un simple soldado de a pie, sino que ocupa posiciones de liderazgo.
Alrededor de 500 británicos luchan en Siria e Irak por el establecimiento de un "califato" islámico -así como cientos de franceses, belgas y alemanes. Los británicos figuran, según Maher, entre los combatientes más brutales, realizan las ejecuciones y también cometen atentados suicidas. Al menos 19 británicos han muerto en el conflicto. 
El Daily Telegraph publicó toda una galería de imágenes de los jóvenes británicos que posiblemente se han unido al grupo terrorista. Entre ellos aparece Aine D., un ex pandillero que se radicalizó en la cárcel. Pero también dos hermanas gemelas de 16 años naturales de Manchester que obtenían buenas calificaciones y que querían ser médicos antes de que siguieran a su hermano mayor a Siria en julio.
Antes los islamistas utilizaban para el reclutamiento principalmente las mezquitas, escribe Maher en una contribución en el Daily Mail. Actualmente gracias a Internet son posibles contactos personales. El esquema es siempre el mismo: un joven musulmán viaja a Siria o Irak e informa a sus amigos de que lo sucede allí. No pasa mucho tiempo antes de que otros lo sigan.
Insensibilización y "despiadada inhumanidad"
El romanticismo inicial de la aventura en el desierto da paso rápidamente a la insensibilización y a una actitud de "inhumanidad despiadada". Maher, quien habló con varios turistas del terror, escribe que la motivación ha cambiado en los últimos meses. Los primeros viajeros a Siria querían ayudar a las personas que sufren allí. Ahora sólo hablaban de la creación de un "Califato". Los combatientes británicos se han vuelto cada vez más "agresivos, despiadados e inhumanos".
El gobierno británico está indefenso (hilflos) ante el fenómeno. El primer ministro, David Cameron, anunció planes para intensificar la lucha contra la radicalización de los jóvenes musulmanes. Pero en el corto plazo el gobierno no puede hacer mucho. Este año se ha incautado de 23 pasaportes de potenciales viajeros a Irak y Siria y ha eliminado 46 vídeos de Internet. 
El gobierno está particularmente preocupado por lo que unos combatientes brutalizados en la guerra podrían hacer cuando estén de vuelta en el Reino Unido. La mayoría están en el punto de mira de los servicios de inteligencia, pero la experiencia demuestra que la vigilancia no está exenta de lagunas. Uno que ya ha regresado fue inmediatamente arrestado y condenado en mayo por un jurado en  Kingston Crown Court, se trató de Mashudur Choudhury culpable de haber preparado actividades terroristas en Siria. La pena se anunciará el próximo mes