14 agosto 2014

UNRWA condena enérgicamente el bombardeo israelí de su escuela en Gaza como una violación grave del derecho internacional por unrwa.org

UNRWA Strongly Condemns Israeli Shelling of Its School in Gaza as a Serious Violation of International Law 
por unrwa.org
UNRWA condena enérgicamente el bombardeo israelí de su escuela en Gaza como una violación grave del derecho internacional
Declaración del Comisionado General de Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina en Oriente Próximo (UNRWAPierre Krähenbühl
«Ayer por la noche fueron asesinados niños mientras dormían junto a sus padres en el suelo de una clase en un refugio designado de la ONU en Gaza. Los niños murieron mientras dormían; esto es una afrenta para todos nosotros, una fuente de vergüenza universal. Hoy el mundo se encuentra en desgracia.

Hemos visitado el sitio y reunido pruebas. Hemos analizado fragmentos, examinado cráteres y otros daños. Nuestra evaluación inicial es que fue la artillería israelí la que golpeó nuestra escuela, en la que 3.300 personas habían buscado refugio. Creemos que hubo al menos tres impactos. Es demasiado pronto para confirmar una cifra oficial de muertos. Pero sabemos que hubo múltiples civiles muertos y heridos, incluyendo mujeres y niños, y el guardia de la UNRWA que estaba tratando de proteger el sitio. Estas son personas que recibieron instrucciones del ejército israelí para abandonar sus hogares.
La ubicación exacta de la Escuela femenina de primaria de Jabalia y el hecho de que estaba albergando en su interior a miles de personas desplazadas se comunicó al ejército israelí diecisiete veces, para asegurar su protección; la última de ellas a las nueve menos diez de la noche, horas antes del bombardeo fatal.  
Condeno en los términos más enérgicos posibles esta grave violación del derecho internacional por las fuerzas israelíes.
Esta es la sexta vez que una de nuestras escuelas ha sido atacada. Nuestro personal, las mismas personas que lideran la respuesta humanitaria están siendo asesinadas. Nuestros centros de acogida están desbordados. Decenas de miles de personas podrían quedar pronto abandonadas por las calles de Gaza, sin comida, agua ni refugio, si los ataques a estas áreas continúan.  
Hemos ido más allá del exclusivo ámbito de la acción humanitaria. Estamos en el reino de la rendición de cuentas. Hago un llamamiento a la comunidad internacional a tomar medidas políticas a nivel internacional para poner fin de inmediato a esta continua carnicería.»