15 noviembre 2015

Estados Unidos considera el periodismo un crimen. Entrevista con Glenn Greenwald por Thomas Fischermann (Die Zeit)

"Die USA halten Journalismus für ein Verbrechen" 
Entrevista con Glenn Greenwald por Thomas Fischermann (Die Zeit
Estados Unidos considera el periodismo un crimen
El periodista Glenn Greenwald habla de la detención de su compañero en el aeropuerto de Heathrow y de lo bien que se pueden encriptar memorias USB.
«ZEIT ONLINE: Su compañero David Miranda fue interrogado durante nueve horas la semana pasada en el aeropuerto de Heathrow en Londres. ¿Le quedan ganas a usted mismo de viajar al extranjero? ¿A EE.UU., por ejemplo, su país de origen? 
Glenn Greenwald: El riesgo es, por supuesto, obvio. EE.UU. considera el periodismo un crimen como lo ha expresado muy claramente. Eso fue antes de los acontecimientos de este fin de semana, pero después de esta escalada la estimación del riesgo es sin duda mayor. Por otra parte, ¡es mi país de origen! La Constitución garantiza la libertad de prensa, y no he cometido ningún delito.

ZEIT ONLINE: Por tanto, ¿viajará de vuelta a su país o no?
Greenwald: Cuando sea el momento adecuado.
ZEIT ONLINE: Actualmente vive en Río de Janeiro, y el gobierno brasileño le ha ofrecido recientemente protección frenta a Estados Unidos. Es un poco irónico porque también en Brasil son conocidos todo tipo de ataques a la libertad de prensa...
Greenwald: Nómbreme,  por favor, un país donde no haya problemas con el gobierno. En materia de asilo o protección internacional no es habitual que se busque un país que sea perfecto en todos los sentidos. Se trata de encontrar un lugar en el que no se será perseguido. Los Estados Unidos, que cometen toda una plétora de violaciónes de derechos humanos, ofrecen asilo cada año a miles de personas.
ZEIT ONLINE: Una pregunta muy práctica. ¿Por qué su pareja David Miranda tuvo que transportar para usted personalmente documentos o datos de Berlín a Rio? ¿No se habrían podido cifrar y enviar a través de Internet? Entonces podría no haber sido detenido en Heathrow.
Greenwald: No voy a decir exactamente lo que transportaba, pero hay un montón de cosas que no son adecuadas para dicha transferencia. Usted no puede enviar objetos físicos a través de Internet y ciertos archivos son demasiado grandes. Y luego está el tema de la seguridad. Se puede pensar que  se protegen los datos en tránsito, pero nunca se está seguro del todo. El gobierno de EE.UU. tiene una gran cantidad de dinero y experiencia en el manejo Internet para mantenerla bajo control. Así la única manera segura es llevar las cosas personalmente.
ZEIT ONLINE: Sin embargo, eso es lo que salió mal. ¿Puede al menos estar seguro de que los datos en los discos o memorias USB incautados están real y efectivamente protegidos?
Greenwald:  Bien. Si tengo en cuenta los documentos de Estados Unidos a lo que he tenido acceso puedo decir: Las autoridades no pueden romper una encriptación que haya sido realizada correctamente. Al menos en los próximos años. Así que me siento mucho más seguro que codificando los datos con la informaciónen una memoria USB que utilizando algún otro medio.
ZEIT ONLINE¿Está seguro de que los organismos policiales o de inteligencia no podrán apropiarse de ninguno de los datos a los que habrían tenido acceso al detener a David Miranda?
Greenwald: Todo lo que llevaba consigo, incluso sus cosas de estudio puramente personales, está protegido por una encriptación, y pensamos que seguirá siendo así.
ZEIT ONLINE: ¿Cómo explica entonces que a su compañero le fueran incautadas las memorias USB? ¿Y como puede explicarse que a sus colegar en The Guardian les obligaran a destruir los discos duros? Si en suma todo está encriptado y hay más copias en otros lugares, esto no lleva a nada.
GreenwaldAsí de hecho han argumentado en The Guardian. Que allí se hayan destruido los discos duros con las copias de los documentos secretos, no ha cambiado nada. Hay copias en muchos lugares alrededor del mundo. La destrucción o incautación es así, además de todo lo demás, incluso una acción muy estúpida.
ZEIT ONLINE: ¿Tiene alguna explicación de por qué a pesar de todo se ha hecho?
Greenwald: , la intimidación. En el caso The Guardian así como en la detención de David. Sabían que con la destrucción de los discos duros no conseguirían nada, pero el verdadero objetivo era la intimidación. Y en el caso de David dicen: Hemos tenido que hacerlo para acceder a los archivos. ¡Pero eso les habría costado nueve minutos, no nueve horas! Lo mantuvieron durante nueve horas allí, porque se trataba en realidad de intimidarlo.
ZEIT ONLINE: Su forma de proceder es muy controvertida incluso en su país de origen Estados Unidos. Tienen seguidores apasionados - y enemigos acérrimos que lo insultan llamándole enemigo de los Estados Unidos. ¿Cómo lidiar con esta polarización?
Greenwald: Hay en Estados Unidos un fuerte discurso autoritario que se ha intensificado desde el 11 de septiembre. La meta del gobierno de EE.UU. y británico es gritar cada vez más fuerte "terrorismode modo que cada vez más ciudadanos admitan un poder sin control. Pero esto está siendo cada vez menos aceptado. En la actualidad existe un gran apoyo a Edward Snowden y al periodismo en todo el mundo. Recientemente varios gobiernos han reaccionado a estos acontecimientos criticando los Estados Unidos. Y la opinión pública, a nivel mundial, esclaramente del lado de la transparencia y el deber de rendir cuentas. 
ZEIT ONLINE: Usted dijo una vez que era bueno que Edward Snowden no hablara demasiado a fin de no distraer la atención de la verdadera historia - que trata de la NSA y los servicios de inteligencia. Pero ahora están su persona y su pareja en el centro. ¿Es esto bueno?
Greenwald: No tiene influencia en absoluto. No es mi culpa que hayan interrogado a mi pareja. Y es parte integral de la historia la forma de proceder en contra de los periodistas y el periodismo. Esa es un parte muy importante de todo el asunto.
ZEIT ONLINE: Pero esto también ha llevado a que el asunto se polarice y algunos de sus adversarios inicien una campaña contra su persona.
Greenwald: Todo aquel que se levanta en contra de las grandes potencias del mundo, será atacado. O por estos mismos poderes o por personas que son leales a ellos. Esto no puede evitarse. Sin embargo, voy a seguir realizando el mismo tipo de cobertura que he hecho en los últimos meses. Al final, será lo que la gente recuerde.
ZEIT ONLINE: ¿Cuándo va a publicar la siguiente información a partir de los documentos de Edward Snowden?
Greenwald: Pronto. Tenemos una serie de cosas casi listas para imprimir.»