10 septiembre 2013

Espionaje: el "presupuesto negro" estadounidense hecho público por Le Monde

Espionnage : le "budget noir" américain rendu public 
por Le Monde
Espionaje: el "presupuesto negro" estadounidense hecho público
«La CIA, la poderosa agencia de inteligencia de EE.UU. ha solicitado un presupuesto de 14,7 mil de millones de dólares en 2013 y emplea a más de 21 000 personas, revela el Washington Post el jueves 29 de agosto, sobre la base de un documento facilitado por Edward Snowden .
Por primera vez, los detalles del presupuesto de las dieciséis agencias de inteligencia de Estados Unidos, conocido como el "presupuesto negro" de los Estados Unidos, se hizo público, permitiendo comprender cómo se asignan los recursos dentro de la enorme comunidad de inteligencia.
Sólo el total global es publicado anualmente por el gobierno. En 2012 fue de 55 mil millones de dólares. Para el año fiscal 2013, el gobierno reclamó al Congreso 52.6 mil millones, y en 2014 pidió 48,2 mil millones. A esto hay que añadir los nuevos programas de la inteligencia militar del Pentágono (23 mil millones en 2013 y 14 mil millones de dólares solicitados para el 2014). 
En total, 107.035 personas están empleadas en una de estas agencias de Estados Unidos, incluyendo cerca de 35.000 en funciones criptográficas, incluyendo la Agencia de Seguridad Nacional (NSA), a cargo de la interceptación a escala mundial y la vigilancia electrónica. 
Después de la CIA (14,7 mil millones de dólares), la NSA (10,8 mil millones) y la Oficina Nacional de Reconocimiento (NRO 10,3 mil millones de dólares) son las agencias mejor equipadas. La NRO maneja los satélites espías estadounidenses.

El presupuesto también evalúa los "agujeros" de la inteligencia estadounidense, los casos en que los Estados Unidos reconocen que falta información. En cabeza destaca Corea del Norte. Una sección del documento revela que el país se controla "continuamente" a través de fotos, muestras de aire y de imagen de infrarrojos para detectar la actividad nuclear del régimen comunista.
Estos documentos también aportan indirectamente luz sobre el papel de los satélites y las intercepciones electrónicas en la caza de Osama bin Laden en 2011. En ellos "hay sólo breves referencias a la operación de bin Laden", dice el Post, que ilustran el papel de varias agencias de inteligencia en la lucha por el ex líder de al-Qaeda, muerto en una incursión de un comando estadounidense en su residencia de Abbottabad, Pakistán, el 1 de mayo de 2011.
Uno de los documentos muestra que los satélites espías de la Oficina Nacional de Reconocimiento (NRO) realizaron 387 "recolecciones" de imágenes de alta resolución y de infrarrojos del complejo donde Bin Laden se escondía en el mes anterior a la redada. La residencia de Abbottabad fue identificada como resultado del seguimiento de un hombre que Washington sospechaba era un mensajero del líder de al-Qaeda. Esta vigilancia por satélite fue "crucial para preparar la misión y contribuyó a la decisión de ejecutarlo," afirma uno de los documentos citados por el diario. 
La NSA, la agencia encargada de la interceptación de las llamadas y escuchas electrónicas, fue a su vez quien creó una empresa especializada en el desarrollo y la instalación de spyware en los ordenadores y los teléfonos móviles de los miembros del círculo de al-Qaeda sospechosos de poder aportar información a los Estados Unidos sobre el escondite de Bin Laden. Durante la operación en Abbottabad, los Navy Seals recuperaron gran cantidad de documentos y discos duros. En septiembre de 2011, los servicios de inteligencia han previsto, sin embargo, un presupuesto de 2,5 mil millones de dólares destinado a analizarlos, informa el Washington Post.
En total, el trabajo pone de manifiesto la duplicación del presupuesto total de la inteligencia desde los ataques del 11 de septiembre de 2001, con una factura estimada de más de 500 mil millones de dólares desde 2001. "El mundo es más inestable de lo que ha sido durante medio siglo", dijo al Washington Post James Clapper, director de Inteligencia Nacional. "Incluso con el aumento en el gasto de los servicios de inteligencia, los EE.UU. gastan menos del 1% del PIB en recogida de información de inteligencia."
Edward Snowden está actualmente en Rusia donde recibió asilo temporal. Sus documentos, obtenidos cuando trabajaba para la NSA como administrador de sistemas, han sido explotados gradualmente por The Guardian y The Washington Post desde las primeras revelaciones en junio.»