15 agosto 2013

El Proveedor de correo electrónico de Snowden cierra repentinamente por Patrick Beuth (Die Zeit)

Snowdens E-Mail-Provider macht plötzlich dicht 
por Patrick Beuth (Die Zeit)
El Proveedor de correo electrónico de Snowden cierra repentinamente
El servicio de comunicaciones Lavabit cesa en su servicio. El dueño comunica que no puede explicar la razón. Evidentemente actúa bajo presión de algún servicio secreto.
«En la página web del proveedor de correo electrónico Lavabit se encuentra desde el jueves una conmemoradora carta de despedida. El fundador y operador Ladar Levinson escribe que ha tenido que tomar una decisión final: convertirse en cómplice del gobierno en un crimen contra el propio pueblo estadounidense o cerrar el servicio en el que ha invertido diez años de duro trabajo. Levinson ha optado por la última opción.
Lavabit fue un servicio de correo que se puso en marcha en 2004 y ofrecía a sus usuarios con un procedimiento de encriptación un alto grado de seguridad que se diferenciaba ligeramente de la clásica encriptación de extremo a extremo por PGP. El resultado fue un procemiento en el que los emails sólo podían ser encriptados en el servidor de Lavabit y sólo podían ser desencriptados de nuevo por el receptor con la contraseña de su cuenta.
Obviamente el concepto resultó atractivo también al denunciante Edward Snowden quien usó el servicio durante su estancia temporal en el aeropuerto Sheremétievo de Moscú. Quien busque en un servidor PGP su nombre, encuentrará también una clave pública de muchas direcciones de correo electrónico que podrían pertenecer a Snowden. Entre ellas una dirección de Booz Allen Hamilton, la última empresa en la que Snowden trabajó, una del servicio canadiente Hushmail y una en Lavabit. La clave fue generada el 24 de marzo de 2013, por tanto poco tiempo antes de que se produjeran las revelaciones del antiguo empleado de los servicios secretos.
Además de Snowden tienen en Lavabit más de 400 000 usuarios un servicio de correo alternativo en el que se encuentran a salvo del fisgoneo estatal. Estos usuarios ya no pueden acceder ahora a sus emails almacenados en los servidores de Lavabit. Según la creencia común, la NSA no puede actualmente romper el cifrado de esos correos. Por tanto, en el caso de que una agencia accediera a ellos, podría almacenarlos, pero en principio no leerlos.

Levison sugiera en su mensaje que ha actuado bajo presión de las autoridades. "Desearía, si me lo permitiera la ley, explicarles los acontecimientos que me han llevado a tomar esta decisión", escribe. Pero no puede hacerlo porque el Congreso ha promulgado leyes que limitan su libertad de expresión.
Es posible que el FBI con una orden judicial quisiera obligarlo a entregar las contraseñas de los usuarios del Lavabit. Levinson podría ser obligado incluso a la implementación de software espía.
Ahora Levison quiere defenderse legalmente y revivir su servicio en el mejor de los casos "como una compañía estadounidense." Lo que significa que podría intentarlo en otro estado.
Su carta termina con una frase especialmente inquietante: no aconseja a nadie confiar sus datos a una empresa que tenga "conexiones físicas con los Estados Unidos" -ya sea su sede o su infraestructura técnica- antes de que haya cambios o precedentes legales.
Pocas horas después de la decisión de  Levison  anunció también el proveedor Silent Circle el cierre de su servicio de correo electrónico. Silent Circle fue co-fundada por el gurú del PGP Phil Zimmermann, y ofrecía un servicio de correo electrónico seguro que incluía también mensajes de texto y llamadas cifradas. Estos dos servicios seguirán funcionando.
Según se dice en la página web de Silent Circle  es cierto que no han recibido aún ninguna petición
estatal u orden judicial formal, pero quisieron adelantarse y por eso decidieron seguir el ejemplo de Lavabit.»