30 junio 2013

¿La filosofía en todas partes? por Yves Charles (Le Monde)

La philosophie partout ? 
por Yves Charles (Le Monde)
¿La filosofía en todas partes?
«Jueves, 13 de junio, noticiero de France 2. Uno de los expedientes examinados (el noticiero consiste más en expedientes que en informaciones sobre la situación de Francia y el mundo) se refiere a  la filosofía, unos días antes de la prueba "reina" de la selectividad. Se nos repite que la filosofía conoce una expansión considerable, los libros se venden por cientos de miles, las aulas están llenas. Se ponen siempre los mismos ejemplos, los de Luc Ferry y Michel Onfray. Sin siquiera preguntar cuál es el estatuto de los textos que estos autores publican. 
La filosofía estaría incluso en todas partes (salas de conferencias, la cafés de filosofía, clubes, etc.) La realidad es muy diferente: el número de estudiantes está disminuyendo año tras año, algunos departamentos de las universidades, especialmente en las provincias, pero también en París, conocen una dramática disminución de la matrícula, que se traduce en una reducción del número de puestos de profesor o maestro. No es sólo que la edición filosófica conozca una regresión considerable: número y tipos de publicación en significativa regresión. Si Michel Foucault, al principio de su carrera, por lo tanto desconocido, presentara hoy su "Historia de la locura", no se publicaría. Se le díría, incluso antes de leer el manuscrito, que es demasiado grande, que ese tipo de volumen es invendible.
¿Significa esto que es la universidad está mal, mientras que la filosofía dominante va bien, dando a entender que los universitarios atados a objetos obsoletos no son capaces de atraer al público, mientras que "los filósofos para el gran público" abordan las cuestiones que afectan a todos. Este argumento no se sostiene un minuto. Todos los "filósofos mediáticos" fueron formados en la universidad. Ellos no harían lo que hacen si no hubiera tenido esa formación. Lo que pasa es muy diferente y se relaciona con el papel que los medios de comunicación desempeñan en la actualidad. Hace algunas décadas, el tiempo de Sartre e incluso Foucualt, Derrida y Deleuze, fue la obra quien formó la reputación de un filósofo y le dio esa condición. Hoy todo ha cambiado. Es la cobertura de los medios de comunicación quien proporciona una falsa legitimidad y usurpa todo discurso honesto.
Algunos se han dado cuenta, y escriben libros que atraen a los medios de comunicación y a través de ellos a la mayoría. Se hacen libros para vender, para hacer números. Así, mientras que la filosofía retrocede, se hace creer a la gente que va bien. Se hace pasar una charla incoherente por filosofía. Se la desacredita

 
Bac 2013: temas corregidos de filo