01 julio 2013

La belleza puede vencer por Ronald Reng (Die Zeit)

Schönheit kann siegen! 
por Ronald Reng (Die Zeit
La belleza puede vencer
Pep Guardiola es un filósofo, estrella del pop y un símbolo de la nueva masculinidad. También entrenador de fútbol. La próxima semana, el catalán comienza en el Bayern Múnich.
«En un apartamento caro en las afueras de Barcelona, ​​se encuentra un maniquí rubio de pecho prominente. El profesor Xavier Sala i Martín, de 51 años, le toca en el hombro. "La he secuestrado de un casino de Las Vegas", dice. Ahora ella está en su despacho. A Sala i Martín le gusta aproximarse a las cosas de manera no convencional ya se trate de muebles de oficina o de explicar el fenómeno de Pep Guardiola. 
El fútbol es el deporte más popular del mundo. Guardiola es considerado el mejor entrenador del mundo. Dos superlativos a la vez. Sala i Martín fue tesorero del FC Barcelona cuando Guardiola era su entrenador desde entonces son amigos. Podría usar el lenguaje del fútbol para hablar de senderos, tasas de aprobación, y valores de combate. Sin embargo, Sala i Martín es un economista, uno de los más prestigiosos del mundo. Desarrolló teorías sobre el poder de la globalización y la pobreza en África. También tiene una teoría que hace comprensible el éxito de Guardiola. La teoría de los pantalones.
Pep Guardiona, 42 años, es el nuevo entrenador del FC Bayern Múnich, ese equipo que acaba de ganar todo lo que se podía ganar y del que todos hablan, Guardiola tiene que conseguir que sigan jugando como hasta ahora. El compañero de Guardiola Sala i Martín no opina así.  Para explicarlo pide que imaginemos una calle, un paseo peatonal.
A la derecha está la filial de la empresa textil H&M. A la izquierda la empresa textil Zara. Ambas son iguales consideradas superficialmente. Ofrecen vestidos de moda a precios bajos. Pero en realidad su estrategia es muy diferente. H&M produce del modo que consideran más favorable, en países con bajos salarios, alejados,  medio millón de pantalones amarillos de una vez. Zara, en cambio, produce una pequeña cantidad, sólo 20 000 pantalones amarillos, en fábricas cercanas a la filial.
La producción de Zara es, por tanto, más cara, pero a cambio Zara puede cambiar cada semana la colección en sus tiendas. "Si Madonna en un concierto lleva un pantalón de color púrpura, cuelgan a la siguiente semana pantalones de ese color en las tiendas de Zara, dice Sala i Martín. "En la de H&M los pantalones siguen siendo amarillos." Por eso el cliente habitual visita una tienda de H&M una media de tres veces por temporada, pero una filial de Zara diecisiete veces. Por miedo a perder un pantalón que a la semana siguiente ya no estará ahí.
El profesor hace una pausa solemne, para que sus frases tomen significado: H&M es como los grandes antiguos clubes de fútbol -exitosos, potentes, pero rígidos. Pep Guardiola dice, sin embargo, Sala i Martín, es como Zara. "Cada nuevo partido sorprende al enemigo con pequeños cambios en las tácticas. Desde la perspectiva de los economistas: es la introducción de la flexibilidad. ¡Pep es la innovación permanente!"»