06 junio 2013

¿Estás preparado para la era de Big Data? por Steve Poole

Are you ready for the era of Big Data? 
por Steve Poole (New Statesman
¿Estás preparado para la era de Big Data?
El mundo de los negocios está de acuerdo con los gobiernos -cuanta más información personal reúnan sobre nosotros, más "útiles" pueden ser. ¿Debemos ceder a esta "inofensiva" nueva ciencia de la vigilancia benigna?
«Los datos nos salvarán. Todo lo que necesitamos es medir el mundo. Cuando lo hayamos cuantificado todo, los problemas técnicos y sociales se esfumarán. Ésta, al menos, es la promesa de "Big Data" -el soniquete para la práctica de recolectar montañas de datos sobre un tema y triturarlos con relucientes ordenadores. Últimamente, el término se ha vuelto tan ubicuo que que la gente hace chistes irónicos sobre "pequeños datos". Pero Big Data no son sólo algo de lo que se ocupan frikis en laboratorios científicos o en compañías emergentes; nos afecta a todos nosotros. Así que haríamos mejor en entender cuáles son sus planes.
Ya se pueden conseguir cosas milagrosas. Mediante el análisis de las búsquedas web vinculadas a su localización geográfica, Google Flu Trends puede rastrear la expansión de una epidemia de gripe en tiempo casi real, además de ayudar a dirigir los recursos médicos a los lugares adecuados. Otro de los servicios de la compañía, Google Translate, es tan efectivo, no porque entienda en cierto grado el lenguaje, sino porque acumula grandes corpus de ejemplos escritos en varias lenguas y sabe estadísticamente que frase del texto de la muestra es más a menudo traducida por una frase de la lengua de destino. Mientras tanto, aviones y otros proyectos complejos de ingeniería pueden ser producidos de manera más fiable una vez que los componentes pueden comunicarse de forma inhalámbrica con sus bases y suministrar información sobre cómo funcionan. Esta tienda gigantesca de datos telemétricos puede ser analizada para predecir fallos en los componentes antes que de hecho ocurran.
Pero Big Data no es sólo un enfoque que mejora los sistemas indiscutiblemente útiles. Es también una máquina de publicidad. IBM, por ejemplo, ofrece proporcionar a las empresas su propia plataforma de Big Data, un material de relaciones públicas que es una mezcla de lenguaje técnico de la era espacial galimatías corporativos confusos. "Big data representa una nueva era de la informática", promete la compañía, "un punto de inflexión de oportunidad en la que datos en cualquier formato pueden ser explorados y utilizados para la innovación -ya estén esos datos vigentes, en proceso de cambio, o en reposo". Suena bastante cruel perturbar los datos que están "en reposo",  presumiblemente durmiendo la siesta, pero los puntos de inflexión de oportunidades no esperan por ningún hombre o megabyte.»