24 junio 2013

Edward Snowden: el denunciante tras las revelaciones de vigilancia de la NSA por Glenn Greenwald, Ewen MacAskill y Laura Poitras (The Guardian)

Edward Snowden: the whistleblower behind the NSA surveillance revelations 
por Glenn Greenwald, Ewen MacAskill y Laura Poitras (The Guardian
Edward Snowden: el denunciante tras las revelaciones de vigilancia de la NSA
La fuente de 29 años de edad, tras la mayor filtración de inteligencia en la historia de la NSA explica sus motivos, su futuro incierto y por qué él nunca tuvo la intención de esconderse en las sombras
«La persona responsable de una de las denuncias más importantes en la historia política de EE.UU. es Edward Snowden, de 29 años de edad, exasistente técnico de la CIA y actual empleado de la empresa contratista de defensa Booz Allen Hamilton. Snowden ha estado trabajando en la Agencia de Seguridad Nacional durante los últimos cuatro años como empleado de varios contratistas externos, como Booz Allen y Dell.
The Guardian, después de varios días de entrevistas, está revelando su identidad a petición de éste. Desde el momento en que decidió dar a conocer numerosos documentos de alto secreto para el público, estaba decidido a no optar por la protección del anonimato. "No tengo ninguna intención de ocultar lo que soy, porque sé que no he hecho nada malo", dijo.
Snowden pasará a la historia como uno de los denunciantes más consecuentes de los Estados Unidos, junto a Daniel Ellsberg y Bradley Manning. Es el responsable de la entrega de material de una de las organizaciones más secretas del mundo - la NSA. 
En una nota que acompaña a la primera serie de documentos que facilitó, escribió: "Entiendo que se me hará sufrir por mis acciones", pero "me daré por satisfecho si la federación de legislación secreta, perdón desigual y poderes ejecutivos irresistibles que gobiernan el mundo que amo son puestos en evidencia al menos por un instante ". 
A pesar de su determinación de darse a conocer públicamente, insistió en repetidas ocasiones que quiere evitar la atención de los medios. "No quiero la atención del público porque no quiero que la historia trate sobre mí. Yo quiero que se hable de lo que está haciendo el gobierno de EE.UU.".
No teme las consecuencias de salir a la luz pública, dijo, sólo que al hacerlo va a distraer la atención de las cuestiones planteadas por sus revelaciones. "Sé que a los medios de comunicación les gusta personalizar los debates políticos, y sé que el gobierno me va a demonizar". 
A pesar de estos temoresmantiene la esperanza de que su salida no desvie la atención de la sustancia de sus revelaciones. "Realmente quiero que el enfoque se ponga en estos documentos y el debate a que espero que esto dará lugar en los ciudadanos de todo el mundo acerca de en qué clase de mundo queremos vivir" Y agregó: "Mi única motivación es informar al público sobre lo que se hace en su nombre y lo que se hace en contra de ellos." 
Él ha tenido "una vida muy cómoda" que incluía un salario de aproximadamente $200.000, una novia con quien compartía una casa en Hawaii, una carrera estable y una familia que ama. "Estoy dispuesto a sacrificar todo eso porque no puedo en buena conciencia, permitir que el gobierno de EE.UU. destruya la privacidad, la libertad de Internet y las libertades fundamentales de las personas alrededor del mundo con este equipo de vigilancia masiva que están construyendo en secreto."»