26 marzo 2013

Chipre y el fantasma islandés por Juan Carlos Díez (El País)

Chipre y el fantasma islandés 
por Juan Carlos Díez (El País)
«Pensábamos que habíamos superado todos los límites de la incapacidad económica cuando el Eurogrupo aprobó por unanimidad una quita a los depósitos protegidos y al imponer un corralito sin la existencia previa de una fuga de depósitos que lo justificase en Chipre. Pero nunca hay que subestimar la capacidad de las personas que están al mando de Europa para equivocarse. Ayer tras un acuerdo in extremis para salvar los muebles tras el desastre, una declaración del presidente del Eurogrupo volvía a alarmar no solo a los 300 millones de ciudadanos y pequeños ahorradores europeos, sino a millones de inversores internacionales que ya tenían dudas razonables sobre la solvencia del sistema bancario europeo. Lo increíble es que, a la hora de entregar este artículo, este señor no ha dimitido, ni nadie ha pedido su cabeza de manera fulminante.
A Chipre le han aplicado el rescate estándar que han aplicado al resto de países intervenidos. Se liquida una entidad, se segrega un banco malo y el principal banco del país se queda con el supuesto banco bueno. Este banco también está quebrado y será nacionalizado. Es una clásica socialización de deuda privada por deuda pública. Después la deuda pública es insostenible y esto justifica a los líderes germanos sacrificar a otro país del sur ante sus electores y exigirle un duro ajuste fiscal. El pan y circo del siglo XXI en Alemania.»