13 junio 2010


¿Es una opción reestructurar nuestra deuda?
por Javier Benegas (El Confidencial)

"Como ciudadano me preocupa que los sacrificios tengan no ya un beneficio, sino un mínimo sentido. Y por ello me hago esta pregunta: ¿cómo es posible que sigamos aumentando la deuda, si a duras penas nos llega para satisfacer los intereses de la ya generada? No hace falta que contesten, es una pregunta retórica.
Soy consciente de que una voluntaria reestructuración de la deuda, para poder renegociar cantidades, plazos y condiciones con el fin de evitar daños irreparables al país, generaría un sinfín de turbulencias de todo tipo y pelaje, amén de que la imagen de solvencia de España quedaría reducida a cenizas. Pero mucho me temo que una medida así se corresponde plenamente con la grave situación en la que nos encontramos."