07 octubre 2015

La Ley Glass-Steagall preservó los EE.UU. de la crisis durante 70 años por Eloy Pardo (La República)

Carter Glass y Henry B. Steagall promotores de la ley Glass–Steagall

La Ley Glass-Steagall preservó los EE.UU. de la crisis durante 70 años
por Eloy Pardo (La República)

""Prefiero rescatar a los que producen alimentos que a los que producen miseria". Esta frase, pronunciada en 1933, hizo subir al poder a Franklin Delano Roosevelt, uno de los presidentes norteamericanos que más políticas sociales se atrevió a hacer, tras el crash liberal del 29 y la miseria que generó.
Roosevelt puso en marcha la Ley Glass-Steagall que prácticamente prohibía a los banqueros acceder al mundo de la especulación bursátil. Puesta en marcha por los senadores Carter Glass y Henry Steagall e impulsada por la poderosa Comisión Bancaria del Senado, esta ley sirvió para recuperar la economía de EEUU a través de subsidios a los agricultores y a los bancos rurales, y para perseguir la especulación.
La ley tenía los siguientes puntos:
1- Total separación de la actividad bancaria de la bursátil.
2- Creación de un sistema bancario conformado por bancos nacionales (por ejemplo, Citibank), bancos estatales (por ejemplo Texas Commerce Bank) y bancos locales (por ejemplo Laredo International Bank). Para evitar la competencia desleal entre entidades, se aplicó la Ley anti-monopolio (Sherman Act) de Teodor Roosevelt que permitía sólo un 18 por ciento de control por parte una institución financiera nacional, estatal o local.
3- Veto en los bancos para evitar que participen en el manejo de los fondos de pensiones.
4- Veto a los banqueros para evitar que entren en consejos de administración de empresas industriales, comerciales y de servicios.
5- Prohibición a los bancos de suscribir acciones conjuntas con otras empresas y participar directamente del mercado bursátil. Con los años se "suavizó" este punto para facultar en los bancos conseguir beneficios bursátiles limitados (máximo 18% de sus fondos).
6- Creación de una comisión de vigilancia autónoma, la Securities and Exchange Commission, que fue autorizada a aplicar sanciones en los bancos y casas de bolsa que se unieran para especular con los recursos públicos. Su primer director fue Joseph Kennedy (padre de JFK). Y fue famosa su persecución contra Prescott Bush (abuelo del actual presidente George W. Bush), por haber establecido negocios con el Tercer Reich de Adolf Hitler.
7- También se creó la FDIC (Federal Insurance Deposit Corporation), un órgano autónomo e independiente que vigilaba el "comportamiento" de los depósitos públicos en los bancos. Básicamente, servía para que nadie los tocara, excepto la Administración.
Esta ley tuvo poderosos enemigos en el sector bancario a lo largo de toda su existencia. En 1985, bajo la presidencia de Ronald Reagan, la Glass-Steagall recibió una golpe importante cuando el entonces jefe de Estado permitió que los bancos se convirtieran en asesores de inversión en la captación de recursos públicos. Reagan también facultó la puesta en marcha de instrumentos financieros no atados directamente a los bancos pero sí a sus fondos de inversión.
La presión del lobby bancario hizo que, en 1999, el expresidente norteamericano Bill Clinton y su secretario del Tesoro, Robert Rubin -actual asesor económico de Obama- derogaran, con la aprobación del Congreso, la Ley Glass-Steagall haciendo posible que todo aquello prohibido dejara de serlo.
A raíz de la desaparición legislativa nace una situación desregulada que posibilita operaciones antes prohibidas: Citicorp se fusiona con el gigante asegurador Travelers. La nueva entidad absorbe Salomon Brothers y Smith Barney y entra en el terreno de la gestión de activos y de la banca de inversión.
Empiezan a formarse los hedge funds, fondos que las nuevas megacorporaciones utilizan para expandirse y que incluyen inversiones en emisiones de bonos en dos bancos especializados en hipotecas que ahora han hecho bancarrota|quiebra: Freddie Mac i Fannie Mae, dos entidades cargadas de riesgo y alta rentabilidad.
Y de ahí a la actual crisis crediticia, financiera e hipotecaria, con sus terribles afectaciones en la economía real y en el mundo del trabajo, un paso."