22 mayo 2010


«Porque Dios lo es todo, y con Dios, la fortuna y la oportunidad gobiernan todos los asuntos humanos. Con todo, es más amable conceder que a esos elementos les acompaña un tercero, que es el arte (téchne), porque en tiempo de tormenta se aplica el arte del piloto a la oportunidad.»
Platón, Leyes, 709a.