21 mayo 2010

Es la ruina, estúpidos
por Gabriel Albiac (ABC)

"No hay dinero. Ninguno. El Estado malgastó las bastantes saneadas cuentas que heredara de la austera administración de Aznar. No podemos engañarnos acerca de lo que forzó a Zapatero a comparecer ante el Parlamento para decir exactamente lo contrario que seguía afirmando veinticuatro horas antes: fue un ultimátum. Obama, Sarkozy y Merkel no tuvieron más que pronunciar un nombre: Argentina. Exactamente lo que España es en estos momentos. Y por las mismas razones: corrupción del Estado-Sindical al cual llamaban allí peronismo y aquí llaman socialismo; despilfarro del dinero público para comprar voto y, de paso, hacer ricos a los políticos gestores del invento. Si España no se ha declarado en bancarrota es porque vive a costa del euro, a costa de aquellos países que sí hicieron el esfuerzo de ajustar su gasto. Basta hoy con que Europa (Merkel-Sarkozy) y Obama muevan un dedo para que todo el dinero que guardamos en nuestras cuentas corrientes se transforme en papel higiénico. Literalmente. Fuera del euro, somos Argentina.
No nos arruinó la crisis. Las crisis pueden ser momento propicio para limpiar la economía. Nos arruinó la gestión que de la crisis hizo un Gobierno necio y corrupto. Que sigue ahí. Lo peor no ha llegado. Ya no es crisis. Hora de leer a F. S. Fitzgerald. Es la ruina. ¡La ruina, estúpidos!"