20 mayo 2010

Noria utópica de Garzón y Blanco
por Gabriel Albiac (ABC)

"En 1934, Victor Klemperer ve ascender la utopía hitleriana, como una epidemia espiritual a la cual no hay barrera en Alemania. Su Lengua del Tercer Imperio es el intento conmovedor de un filólogo expulsado de su cátedra por entender cómo una utopía de la racial pureza mística, el nazismo, puede apropiarse, gestando su lenguaje propio, de la mente de un pueblo culto. Sin dejar resquicio. «Ninguno era nazi, pero todos estaban intoxicados», anota Klemperer sobre sus colegas. 19 de septiembre de 1918: Zinoviev, no entre los más radicales del partido bolchevique, da la fórmula pura de la utopía en curso: trastrocar la corrompida naturaleza humana. «Debemos atraer a nuestro lado a noventa de los cien millones de habitantes de Rusia... Los otros deben ser aniquilados...». En los años setenta y en Camboya, la utopía fija su criterio moderno: todo el que sabe leer es ejecutado.
La utopía es Garzón: un juez que ignora por igual leyes y ortografía. La utopía es Blanco, con cátedra en La Noria. Y puede que, esta vez sí, sea su tiempo. Porque nada es más criminal que un utopista. Ni más necio."