21 abril 2010

O velo o ciudadanía
por Gabriel Albiac (ABC)

"Las adultas francesas (como los adultos franceses) podrán llevar, allá donde no afecten a la vida pública, el atuendo y actitud que buena o malamente se les antojen. No en aquellos lugares que paga el dinero ciudadano: hospitales, centros de enseñanza, administración... Tengan la edad que tengan. En cuanto a las niñas (como en cuanto a los niños), el Estado tutela que ninguna supresión -ni material ni simbólica- de su integridad ciudadana sea tocada. Por nadie. No hay padre que tenga el derecho de trocar a su hijo o hija en bestia."