06 diciembre 2009

«Toda sociedad donde no está asegurada la garantía de los derechos,
ni determinada la separación de los poderes, no tiene Constitución
(«Toute Société dans laquelle la garantie des Droits n’est pas assurée,
ni la séparation des Pouvoirs déterminée, n’a point de Constitution»).

Suena conocido
por Robert Fisk (Rebelión)

"Victor Sebestyen, quien investigó exhaustivamente para un libro sobre la caída del imperio soviético, escribió ampliamente sobre esos días congelados en que los rusos atacaron Afganistán justo después de la Navidad de 1979. Cita al general Sergei Akhromeyev, comandante de las fuerzas armadas soviéticas, quien reportaba al Politburó soviético en 1986: “No existe porción de la tierra de Afganistán que no esté siendo ocupada, en un momento u otro, por nuestros soldados. Sin embargo, mucho del territorio está en manos de terroristas. Controlamos los centros provinciales, pero no logramos conservar el poder político sobre el terreno que logramos conquistar”."

Intenciones ecologistas de los hoteles de lujo
por Robert Fisk (Rebelión)

"Recientemente, me veo recolectando las más irritantes cantidades de cosas absurdas con que me he topado a lo largo del tiempo, con cada vez más frecuencia y, ¡ay!, condenadas a ser parte de nuestras vidas en estos tiempos hipócritas. Acaba uno por coleccionar los anuncios que los fabricantes de armas imprimen en papel satinado. Todos para uno y uno para todos es el lema del misil aire tierra Hellfire de la empresa Boeing, sin siquiera disculparse con Dumas; también tengo anuncios de los conglomerados petroleros que proclaman la idiotez de que están salvando al planeta.
Pero la última sandez con que me he topado y que mis lectores viajeros también pueden encontrar es la pequeña tarjeta que está sobre la almohada de la cama en una habitación de hotel que me solicitaba ahorrarle al spa, al aseo del hotel y a la toda la jerarquía de trabajadores de la industria de la hospitalidad el costo y la molestia de lavar mis sábanas, fundas para cojín y toallas. Esta epidemia de preocupación viene en todos colores y existe en todos los continentes. Me he encontrado el mismo mensaje en Los Angeles, El Cairo, Estambul, Ottawa, Limerick y en todo lugar en donde la administración de los hoteles empieza a tornarse verdes... como los dólares, quiero decir."